Más de 18 millones de peruanos podrían sufrir Pie Diabético

0
175

Hoy en día nuestro país es un testigo silencioso de un mal que avanza lentamente y sin advertir su presencia, atacando en primera instancia a los más vulnerables: los infantes. En esa etapa, es conocida como diabetes infantil, enfermedad que se caracteriza por una deficiencia orgánica para controlar los niveles de azúcar en la sangre, y que comienza a desarrollarse a temprana edad, sin que los padres tomen medidas inmediatas, tanto por falta de recursos económicos como por desconocimiento del tema. Así, la dolencia se agrava de manera progresiva hasta generar una complicación mortal a partir de los 30 a los 60 años, conocida como el Pie Diabético, flagelo que en la actualidad padece el 20% de la población peruana.

El mal recibe la denominación médica de Enfermedad Arterial Periférica (EAP), debido a la obstrucción de las arterias periféricas en el flujo de la sangre hacia los órganos periféricos. Los depósitos grasos se acumulan en las paredes de las arterias al punto de bloqueando la circulación de la sangre hacia las extremidades, especialmente las piernas y los pies, así como a otros órganos.

Según estudios de la Sociedad Peruana de Angiología y Cirugía Vascular, en nuestro país hay unas 13 millones de personas con diferentes niveles de la Enfermedad Arterial Periférica, y se estima que para el año 2030 la cifra podría aumentar en un 50% de individuos que la desarrollarían de manera gradual.

“Hay un índice del 80% de afectados que llegan a perder sus miembros inferiores, con un riesgo de mortandad tanto en Perú como en Sudamérica de 5 a 6 millones de personas”, explica el Dr. Fernando Bautista, cirujano vascular y presidente de la Sociedad Peruana de Angiología y Cirugía Vascular.

Frente a esta proyección, la organización también advierte que tanto los pacientes como los propios médicos desconocen los peligros de esta enfermedad y confunden los síntomas que se presentan con afecciones en vasos de la retina (ojo), el riñón, los vasos sanguíneos, genitales y extremidades que presentan dolor o contracturas severas. A ello se agrega la falta de cobertura del seguro social peruano con medicamentos para combatir esta enfermedad. “El abastecimiento de fármacos en el mercado sigue escaso y el tratamiento es caro e inaccesible para el grueso de la población”, sostiene el especialista.

Esta problemática hace imprescindible detectar a tiempo la enfermedad e iniciar un tratamiento de manera inmediata, así como la difusión de una cultura de prevención al respecto.

Ante la gravedad del tema, es de vital importancia que las personas presten atención a sus hábitos alimenticios y calidad de vida. Según señala el Dr. Bautista, el 85% de personas que padecen esta enfermedad son principalmente fumadores, con un estilo de vida sedentario y sin una dieta saludable.

“El tabaquismo disminuye el calibre de los vasos y es el principal factor de riesgo para el Pie Diabético e interfiere con el tratamiento de la enfermedad. Las personas que la padecen deben dejar de fumar por completo. También son propensos quienes padecen de presión arterial alta por daño renal y cardiaco, así como quienes tienen altos niveles de colesterol.”, explica el médico.

Asimismo, asegura que la enfermedad se presenta con mayor frecuencia en las personas de 60 años o mayores, no excluyendo a los jóvenes que la presentan a temprana edad.

“La diabetes es un factor de riesgo significativo para el Pie Diabético. Las personas con diabetes deben mantener un control estricto de su azúcar en la sangre”, agrega.
Como prevención básica, la asociación también advierte que un paciente propenso o que padece del Pie Diabético debe tener especial cuidado con sus pies en casos de manipulación, como en la pedicure, la cual debe ser realizada por profesionales a fin de evitar traumas e infecciones.

El tratamiento de la enfermedad exige la necesidad de concientizar a los pacientes que son diagnosticados con esta enfermedad. Así, el especialista resalta que según el avance de la enfermedad, el dolor será el principal síntoma para que se realice una cirugía. “Es por ese motivo que se les pide a los pacientes tomar conciencia del cambio radical que se debe realizar para tener una vida prolongada si se siguen los tratamientos adecuados sin necesidad de llegar a amputar un miembro”, explica el médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here