¿A quién le interesa Islay?

0
416

Javier Ismodes
jismodes@sfx.edu.pe

La incapacidad del Estado una vez más se pone en evidencia, al no tener una posición clara con respecto a la inversión y sobre todo a garantizar estabilidad política y jurídica en el país. Sumado ello a la conducta populista de algunos alcaldes de la provincia de Islay que piensan que siguen en campaña y que pretenden construir una plataforma política bajo el lema “no a la minería”. Es fácil en el Perú decir me opongo porque me opongo y no asumir que toda diferencia puede tener puntos medios, basados en la negociación, en la satisfacción de intereses de las partes y de llegar a acuerdos saludables.

Minería hay en todo el mundo y habrá, porque la demanda de bienes de consumo existe, el celular que hoy usas, la computadora que prendes, el auto donde te subes, el foco que prendes, el televisor que enciendes, son producidos con insumos de la tierra; es decir con productos de la minería; el problema no es la minería per se, sino la necesidad de garantizar empresas mineras responsables con inversión social, inversión responsable, sostenible y que permitan rentabilidad social, ambiental y financiera, que es a donde se orienta la inversión responsable en el mundo y no que suceda lo que en el Perú suele suceder, que muchas compañías mineras se la llevan toda y se la llevan fácil. Entonces el reto está en que Southern garantice, sostenibilidad ambiental, el aporte a Islay de más agua, y sobretodo construir juntos un plan de desarrollo integral para la provincia, acompañado de un presupuesto que venga de Southern, de la inversión privada y del Estado Peruano, empezando por el Gobierno Regional, que hoy ha perdido la brújula apenas comenzando la gestión.

La Gobernadora Regional Yamila Osorio, está extraviada en un laberinto que se sazona por la falta de liderazgo político, inexperiencia, desconocimiento del tema económico, productivo y social, y sobretodo porque cree que el tema se soluciona pidiendo la intervención de los ministros, es decir más ministros más soluciones. Ese no es el camino señorita, el camino es generar liderazgo político para buscar una negociación política, basada en satisfacción de intereses de la población y del inversionista; hacer que la población cuente con real información y no sesgos de cada lado, eliminando los apetitos de políticos que han llegado a Islay exclusivamente para fomentar la oposición virulenta sin oído y sin escucha de ningún tipo; y como estos políticos como la gente de Tierra y Libertad, tienen una agenda partidaria, ya vienen con un sesgo que afecta la negociación. Soy un creyente que en el Perú se necesitan fuerzas de izquierda, pero progresistas, democráticas y tolerantes y no la vieja izquierda involucionada que dice “de qué se trata para oponerme”. Un llamado a esa izquierda sin argumento, sin propuesta; es tiempo del diálogo; la posición política no puede afectar al pueblo que ustedes dicen defender.

Señores de Southern, es tiempo de decisiones, y creo que la señal de buena voluntad para con Islay debe estar en garantizar el proyecto integral de agua y desagüe, la represa de Paltiture, el fortalecimiento del agro, el Parque Industrial, apoyar la salud y y realizar una inversión en favor de los colegios e institutos superiores; pero de verdad, sin propinitas ni dádivas, sino de verdad, un compromiso por el desarrollo de esta provincia que tiene tanto potencial y que sin embargo está abandonada.

Es tiempo del punto medio, de la negociación, del acuerdo, de la salida coherente por el desarrollo; hago un llamado a las fuerzas vivas de Arequipa, a los congresistas, a las Cámaras de Comercios y a los colegios profesionales, para que no nos lavemos las manos con este tema, y se asuma un mecanismo de diálogo que nazca en Arequipa, que nazca en Islay no sea una recomendación limeña de algún ministro que no tiene idea de lo que pasa. No más enfrentamiento, no queremos muertos, no queremos frustraciones.

Finalmente, es importante pedirle a la prensa que juegue un rol informativo, que no encendamos la pradera, necesitamos morigerar este tema y bajarle la temperatura, porque la radicalización no nos lleva a ninguna parte; todo extremo de derecha o izquierda hace daño a la democracia, hace daño al desarrollo, hace daño al futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here