Más de 51 mil familias requieren vivienda propia

0
765

 

En Arequipa, un total de 51, 780 hogares de los niveles socioeconómicos A y B requieren una vivienda propia, sin embargo solo existe una oferta de 292 unidades correspondiente a 24 proyectos inmobiliarios, según el estudio de demanda y oferta de viviendas nuevas en Arequipa, elaborado por Aurum Consultoría y Mercado.

Según el socio gerente de Aurum Consultoría y Mercado, Joaquín Alcázar, la demanda efectiva de vivienda es de 2,459 hogares; esto quiere decir, que esta cantidad de hogares no solo manifiesta su interés en adquirir una vivienda, sino también tienen las condiciones económicas necesarias para hacerlo ya que pueden adquirirla mediante financiamiento o al contado.

“Hay varias constructoras con terrenos que están a la espera de mejores condiciones para lanzar los proyectos”, expresó Alcázar, quien dio a conocer las zonas que poseen mayor interés por parte de los compradores.

Por ejemplo, cuando se pregunta a los compradores potenciales, ¿en qué distritos prefería que se ubique su nueva vivienda o lote? El nivel socioeconómico A/B respondió Sachaca (38%), José Luis Bustamante y Rivero (25%), Cayma (25%), Cerro Colorado (15%), Yanahuara (13%), entre otros.

“El distrito de Sachaca, al estar un poco alejado del centro de la ciudad, y tener más áreas verdes y campiña, está generando una demanda importante”, acotó el socio gerente de Aurum Consultoría y Mercado.

En cuanto al precio de las viviendas, las unidades que interesan más a familias con jefes de hogar entre los 25 y 34 años, se encuentran en el rango de precios de US$ 40,001 a 60,000. Asimismo, a familias con jefes de hogar entre 35 a 44 años, les interesan mayormente viviendas con precios entre US$100,001 a 150,000;  y de US$40,001 a 60,000 en el rango de edad de 45 a 55 años y de 56 años a más.

El estudio determina además la preferencia de los compradores al momento de adquirir una vivienda, así se tiene que un 58% indica que prefiere que esté “totalmente construida”; el 22% “sin construcción, en planos”; 17% “en construcción”; 8% “totalmente construida pero con la estructura modificada” y el 5% en “vivienda ocupada anteriormente o usada”.

“Se da el caso, que la mayor parte de los compradores prefieren una vivienda totalmente terminada, porque se han registrado casos de retrasos importantes en la entrega de departamentos, o que no cumplían con las características prometidas”, concluyó Alcázar.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here